araira.org

Castilletes 2010. PDF Imprimir Correo
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Viajes - Viajes
Escrito por Ela   
Miércoles, 13 de Octubre de 2010 18:42

BITÁCORA DE CASTILLETES 2010

 


Día 1. Viernes 08/10/2010

Desde Araira hasta Maracaibo

 

Bruno y yo (Ela) salimos desde Araira a las 10:20 am, el marcador de la azul indicaba 54.358 km, pasamos buscando a Lesther y a su hermana Karen por el centro comercial Macaracuay (Caracas). Le dije a Lesther que sería el copiloto oficial del viaje, así que Karen y yo íbamos en los asientos traseros y Bruno y Lesther de piloto y copiloto respectivamente. Íbamos tranquilos, conversando y escuchando música. Pasamos por Maracay a la 1:30pm. Después de Tazón pasamos por un sector donde había cola, la cual nos demoró unos 40 min… Llegamos a Carabobo a eso de las 2:00pm.

 

En el Palito-Morón (Edo. Carabobo), paramos en una bomba a colocar 60 Litros de gasolina a la azul, el kilometraje marcaba 54.616. Seguimos rodando y a las 4:15 nos conseguimos previa llamada con “Sorte 1” (Amigo landrovero del Edo. Yaracuy), conversamos un rato con él y continuamos el recorrido.

 



A las 5:00pm estábamos pasando por el peaje de Caseteja-Cardenalito del Edo. Lara. Colocamos nuevamente gasolina en la bomba de Arenales (Edo. Lara), esta vez 40 Litros, el marcador estaba en 54.844 Km.

Pasamos por el puente sobre el Lago de Maracaibo “Rafael Urdaneta” a las 9:20pm, un puente que particularmente quería conocer, hermoso, son 12 km que producen lo que dice la letra de la gaita “un nudo en la garganta”. Me invadió la emoción…¡¡¡ya estaba en tierras zulianas!!!… No pude apreciar el lago debido a la oscura noche, pero estaba segura que al regreso sí podría hacerlo, así que esperaría con muchas ansias.

 

 


Llegamos a la Plaza de Toros de Maracaibo a las 10:30pm (Allí era el punto de encuentro con los demás 4x4). Dimos una vuelta de reconocimiento y enseguida fuimos a una bomba cercana a colocar 41 Litros de gasolina, el marcador decía 55.103 km. También aprovechamos para llenar 2 bidones de gasolina para el recorrido (uno de 20 Lts y otro de 30 Lts) ya que en Castilletes no hay bombas de gasolina. Nos faltaba llenar un bidón de agua para cocinar, bañarse etc..pero realmente no conseguimos donde hacerlo, en la bomba no había como llenarlo, tampoco conseguí botellón de agua… En Araira yo le había dicho a Bruno para llenarlo, pero me dijo que lo haríamos en Maracaibo para así hacer el viaje con menor peso, por eso no insistí porque ya llevábamos bastante peso con el equipo de camping, mesa, sillas, cajones, etc.


Regresamos a la plaza de toros para pernoctar, ya estaban llegando más vehículos 4x4, nos ubicamos cerca de los landroveros de Mérida porque queríamos salir en la caravana del día siguiente junto con ellos. Al encuentro llego “La aceituna” (Ran Rover de Jems). Saludamos a Javier y a Gresly (Chiqui) que habían llegado a Maracaibo más temprano que nosotros procedentes de Caracas.


Yo me sentía un poco cansada del viaje, así que guindé una hamaca desde un árbol hasta la azul y allí dormí solamente como una hora, ya que los carros pasaban cerca, las personas llegaban cantando, gritando que llegaban desde un estado en particular, se sentía mucha alegría, y la gente iba dispuesta a amanecer hasta la hora de la salida. Bruno también colocó una hamaca y a pesar de que se medio recostó un rato tampoco durmió nada. De repente casi a las 12 de la noche empezó a lloviznar y nos tuvimos que meter dentro del carro. Me coloqué en el asiento de atrás, traté de dormir algo. Lesther y Karen decidieron pasar sus cosas al carro de Javier y me quedé de copiloto de Bruno.

A las 3:00am, los vehículos emprendieron movimiento, Bruno arrancó en la azul y estábamos haciendo una cola para recibir el kit del evento y ubicarnos en andenes para organizar las caravanas. Estaba lloviendo con algunos relámpagos y truenos.

 



Día 2. Sábado 09/10/2010

Desde Maracaibo hasta Castilletes


Salimos en la primera carabana a las 4:30am. Casi nadie había dormido, pero se sentía el entusiasmo en el ambiente. Al principio me sentía muy bien, pero hubo momentos donde no soportaba tener los ojos abiertos porque me ardían, me dolía la cabeza, sentí mal humor por no haber podido descansar…no estoy acostumbrada al trasnocho. Con todo y trasnocho había que seguir el recorrido, además yo estaba de copiloto y debía acompañar a Bruno que era quien manejaba, estar pendiente de él, de su café, agua, de colocar música y pendiente del camino.


Pasamos varios poblados camino a Castilletes, entre ellos una laguna que Bruno me dijo que era la de Sinamaica…me quedé asombrada porque estaba cayendo en cuenta que estaba bien arriba en el mapa de Venezuela...casi en la Frontera con Colombia y en zona Guajira. Pasamos por un pueblo llamado Paraguaypoa, luego de un trecho largo de ese poblado, el camino dejó de ser de concreto y empezó a ser de tierra, estaba súper empantanado...aquí los 4x4 debían demostrar sus condiciones de vehículos rústicos. La azulita (como cariñosamente le digo a la Range Rover de Bruno), iba tranquila.

 

 


A eso de las 10:15am estábamos bastante cerca de Castilletes, pero había un río que estaba un poco crecido y nadie quería pasar hasta que bajara un poco. Allí se formó la gran megacola. No tengo conocimiento de cuantos vehículos 4x4 habían en ese momento pero calculo que unos 200 o más. Fue fastidiosa la espera, porque además, cuando ya se pudo empezar a pasar el río, la gente se coleaba, otros tardaban mucho, varios vehículos les era difícil bajar y subir ese paso…hasta hubo un jeep amarillo que se volcó…era toda una odisea pasar por allí…pasaron aprox. 3 horas…hasta que al finnn llegó el turno de la azul.

 

 

 



 

 


 

Javier y Lesther estaban un poco preocupados por la azul, porque decían que era bajita, que los cauchos estaban sencillos y otras cosas más en lenguaje técnico...yo sentía mucha confianza de la azul y de Bruno porque he hecho muchos viajes largos junto a ellos y sé lo que es capaz de hacer ese 4x4 y sé que Bruno es un excelente conductor... (Además a Bruno le gusta su carro así original sin tantas modificaciones de cauchos, ni levantarla, ni nada de eso), así que solamente esperé las indicaciones de Bruno cuando empezamos a bajar por el paso y me dijo “dame poder” que significa colocar “la mocha”. La sostuve fuertemente hacia adelante porque a veces la palanca tiraba hacia atrás. Los dos íbamos con nuestros cinturones de seguridad, y la azul se portó regia, subió muy bien, sin inclinarse, sin desviarse o retroceder….cuando subimos, todos le aplaudieron. Así que sin mucho asombro y sencillo como es Bruno, se dispuso a estacionarse cerca de Javier que había pasado minutos antes, para esperar a seguir el recorrido. Revisaron el carro, abrieron el capó, todo estaba en orden y continuamos el viaje. Venían junto a nosotros “Mechas” (José Luis con su familia, Landrovero de Táchira).


Al rato de estar recorriendo el pantanal donde nos encontramos, otra vez se formó una cola. Era debido a que un carro se fue por un camino que no era el que se había trazado y “se quedo ·pegado”, esta vez habían trampas o bombas de arena (así le dicen). Bruno se bajó para saber que sucedía y en qué podía ayudar. Allí estuvimos 2 horas y tanto más…Bruno me había dejado el aire encendido, ya que estaba haciendo demasiado calor, me dijo que si veía que subía la temperatura de la azul (que lo veía en la aguja del marcador de temperatura) apagara el carro. Gracias a Dios no sucedió nada de eso. Todos nos dispusimos a esperar. Al rato vino Bruno todo revolcado de arena…supuse que se había tirado en la tierra a ayudar a alguien, y efectivamente era así..un Tritón se había pegado en la tierra y estaba súper enterrado, se necesitaban unas cintas largas que son especiales para jalar carros (cinchas), la que él tenía era muy corta, así que utilizó el radio 11 m y empezó a pedir ayuda, ya que había gente dispuesta a jalar al camión pero nadie de los que estaban allí cerca tenía cinchas largas….pasó un rato y nadie respondió...se fue de nuevo, y una vez que se pudo sacar el Tritón (que estaba detrás de nosotros en el camino y causaba más cola para los que aún no habían recorrido el paso difícil), se continuó el camino. Había otro paso de arena menos difícil que el anterior…una vez recorrido todo esto al finnn llegamos a Castlletes a las 4:05 pm ¡¡¡Casi 10 horas de viaje desde Maracaibo, en un recorrido que debe durar de 5 a 6 horas… bueno dependiendo si llueve o no!!!!. Desde que salimos de Araira se habían recorrido unas 20 horas de camino y el marcador indicaba 55.303 Km

 

 

 


Estábamos muy cansados, así que armé la carpa, mientras Bruno iba a darse un chapuzón en la playa. Él regresó y cayó enseguida…debía descansar, me dijo: estoy muy cansado guapa, voy a dormir. Yo abrí las sillas, descansé un rato y animé al grupo para empezar a hacer una parrilla, ya que habíamos comido puro pan ese día y debíamos comer comida de verdad, además las carnes estaban en la cava y era lo primero que se debía cocinar. En la nochecita ya casi dando las 7 y pico teníamos todo listo, la parrillera nos las prestó Mechas porque era mejor que la que habíamos llevado y Javier y Lesther prendieron fuego al carbón utilizando una media de Karen para que agarrara candela jajajja la mayor parte la cocinaron entre Gresly y Lesther...ví a Bruno y estaba rendido...me metí a la carpa a darle la comida porque realmente lo ví sin ganas de pararse a comer, así que lo consentí un poco para alimentarlo y que siguiera descansando. Al rato me metí en la carpa a dormir, necesariamente había que descansar.

 

 

 

 


 

 

 

 

 

Día 3. Domingo 10/10/2010

¡¡¡Si Dios existe que acabe con esta lluvia con descargas eléctricas!!!!


El día transcurrió con normalidad, había varias cosas que hacer, fuimos en lancha a visitar el hito Nº 1 que divide Venezuela de Colombia. Estuvo animado el recorrido. Son solo unos 5 min en lancha desde Castilletes, y luego un recorrido a pie de 20 min para subir y 20 min para bajar del hito. Hay una capilla cercana y un comando de la guardia. Íbamos echando cuentos, riendo y tomando fotografías. Al hito subimos Lesther, Karen, Javier, Bruno, Jhonny (amigo de Zulia) y yo. Chiqui me prestó un sombrero buenísimo, mejor que mi gorra para cubrirme del sol, así que le dije que le tomaría muchas fotos para decir que su sombrero estuvo en el hito Nº 1 jejej. Ella no fue porque el sol en extremo le produce taquicardia y prefiere evitarlo ya que era un recorrido con muchísimo sol. Había que llevar agua para hidratarse, cubrirse con protector solar y estar dispuestos a caminar.

Al regreso del hito nos encontramos una cabeza de una vieja muñeca y Lesther y Bruno dijeron que se la pondrían a la carpa de Mechas para jugarle una broma jejej.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


La tarde transcurrió tranquila, pude hasta montar bicicleta en la playa ya que uno de los amigos de Mérida la había llevado. Hicimos un grupo agradable y nos sentamos en círculo a echar cuentos, chistes, y a pasar el rato.

Ya cercana la noche, empezamos a hacer movimiento para hacer la cena, le dije a Chiqui que podíamos hacer una pasta con vegetales que ella había llevado cortados y comeríamos con la carne y chorizos que habían quedado cocidos del día anterior. Me dispuse a cocinar y ya había hecho una parte de la pasta en la cocinilla de camping, debía hacerla por “tandas” porque teníamos una olla pequeña y cocinaba para 6 personas (Javier, Gresly, Lesther, Karen, Bruno y yo).


De repente empezó a llover… estaba en la parte trasera de la camioneta cocinando y con la lluvia venteada me estaba mojando…Bruno me arregló la cocinilla en la arena y delante colocó la cava para evitar que la brisa apagara la campingas, ya estaba debajo de una lona amarrada entre “la azul y la “aceituna” (Range de Javier)”.

Pasado unos minutos ¡¡¡empezó a caer tremendo chaparrón de agua!!!, me metí corriendo a la camioneta, Bruno me siguió, pero al rato me dijo: no te salgas de aquí y fue a ayudar a las otras personas… De 4 carpas que colocó el grupo se cayeron 3, la de nosotros no se cayó porque estaba entre dos carros que le hacían la barrera contra el viento…el cielo hacía rato que mostraba relámpagos, parecía que nos estaba tomando fotografías con flash a cada instante. El fenómeno se hizo cada vez más intenso, el cielo se alumbraba con mayor rapidez, habían relámpagos en muchas direcciones, se veían los rayos completos, habían unos rayos que tenían ramificaciones, se veían muy azules, un azul eléctrico, ¡¡¡¡nunca había visto algo así hasta ese momento!!!! estaba lloviendo extremadamente fuerte, tronaba estruendosamente y las descargas eléctricas eran demasiado seguidas…el corazón me estaba palpitando demasiado rápido...estaba tan asustada que se me salieron unas cuantas lágrimas, metí mi cabeza dentro de las piernas, pero el ruido era demasiado fuerte… veía a través de los vidrios de la camioneta como el agua que teníamos en frente subía cada vez más, veía por instantes como la fuerte brisa hacía con las carpas cercanas lo que le daba la gana, y de paso la brisa eran tan pero tan fuerte que movía la camioneta de lado a lado… por unos minutos reventé a llorar L ¡¡¡Que sensación tan mala, algunas veces gritaba, otras lloraba, abracé una almohada, recé…muchas veces recé…Le pedía a Dios y a la Vírgen del Carmen que parara de llover…


Seguía lloviendo y lloviendo…Bruno se había quedado afuera del carro, debajo de una lona que improvisaron junto con la gente de Táchira que se les había caído la carpa que era la más grande del grupo…y con todo y esa lluvia algunos de ellos reían y gritaban maaammááá de forma jocosa, tal vez para equilibrar la situación de otros que estábamos casi entrando en pánico. Al rato Bruno entró en la camioneta…le dije que me sentía demasiado asustada, que quería irme de allí al día siguiente porque no soportaría otro fenómeno de esa naturaleza. Él se quedó medio mudo pero pensativo. Cuando estábamos hablando, se apareció Mechas a través del vidrio de la azul, y gritó algo que no recuerdo, pegué un brinco del susto...y mechas lo que venía era a ofrecernos café…yo no quería ni hablar...le negué con la cabeza que no quería, Bruno sí acepto el café con leche que Mechas en medio de la llovedera había hecho…


Como a los 40 min cesó la lluvia, el cielo se despejó como si no hubiera sucedido nada. Toda la gente empezó a evaluar los daños causados. No escuché nada de heridos ni nada por el estilo, solo carpas en el piso, varillas regadas, equipos y ropas por la arena. Al rato se colocó un poco de música y me puse a terminar la cena que había emprendido. El tema de conversación era cómo cada quien había percibido ese fenómeno. Una de las primeras cosas que fui a hacer fue a darle un abrazo a Chiqui…porque si yo estaba asustada…a ella la sentía más asustada que yo...así que era un gesto de solidaridad…De veras me sentí sumamente asustada… allí es cuando yo digo que con la naturaleza no se puede luchar…somos unos simples puntos en el inmenso mundo de la madre naturaleza, solo debemos estar en armonía con ella, pero si se pone brava…pues que nos agarre preparados…

 

Día 4. Lunes 11/10/2010

De Castilletes a Maracaibo


¡¡¡Quiero regresar lo antes posible, poder ver la Basílica y el paseo de la Chinita y volver a pasar por el puente sobre el lago!!!


La fuerte lluvia del día anterior desató un poco de calor y me quedé dormida con Bruno en una hamaca. No quise dormir en la carpa, además allí durmieron Lesther y Karen, ya que su carpa se había caído.

Me levanté muy temprano, el amanecer estaba muy bonito así que tomé algunas fotografías…Hice desayuno temprano, quería propiciar un desayuno de mesa para todos, para comer todos como familia, porque sencillamente lo necesitaba después del evento ocurrido la noche anterior…Hice unos ricos huevos revueltos, Gresly me ayudó a cortar los vegetales, teníamos arepitas andinas y el grupo de Táchira hizo unos panes con pollo y queso. Nos quedó muy completa la mesa, con café, jugo, malta, agua, huevos revueltos, pan, pollo…de todo un poco…comimos todos juntos… me atreví a decir algunas palabras muy en serio, entre ellas: que estaba agradecida de poder compartir en grupo, que me había asustado mucho la noche anterior, pero que era parte de la aventura… sin embargo, me sentía ya desanimada…no tenía ganas de montar bicicleta, ni de meterme a la playa, ni de escalar en el muro…el corazón me decía que quería empezar el regreso a casa… Bruno empezó a propiciar la conversación con Javier y con Mechas…

 

 

 


Observé como muchos carros iban de salida…creo que casi la mitad de los estaban en el evento…unos señores que estaban al lado de nosotros decidieron irse y nos regalaron unas alitas de pollo para parrilla que habían sazonado, pero que no les daría tiempo de cocinar…Eran bastantes como para comer todo el grupo, así que las acepté y las metí en la cava. Luego de esto, Gresly, Bruno y yo fuimos a ver cómo había amanecido el grupo de Mérida y en la caminata vimos varios campamentos donde estaban recogiendo, vimos varillas rotas, estructuras metálicas de toldos desechas, todos improvisados, carpas tumbadas, cosas mojadas, etc. También habían otras personas que arreglaban sus cosas para pernoctar otro día.


Volvimos de la caminata y luego de desayunar, le dije a Bruno que si planeábamos irnos temprano, esa parrilla había que hacerla a las 12m. Se planteó irnos hasta Maracaibo y continuar el viaje hasta Caracas al día siguiente. Yo me dispuse arreglar todo…Recogí la carpa, las sillas, arreglé las cosas dentro de la cava grande, lavé la cava pequeña, lavé el mesón, le pedí el favor a Karen que fregara los platos donde habíamos desayunado todos, los sequé y guardé, ordené los cajones, arreglé mi ropa y la de Bruno, descolgué la hamaca, limpié la parte trasera de la azul, le coloqué el plástico protector para que Bruno subiera las cosas en ella, acomodé las cosas que habían en el asiento trasero, pensé en las provisiones para el camino…en fin..acomodé todo para que cuando fuera la hora de irse estuviese todo listo.


Pasaban las horas, yo me dí un chapuzón porque estaba muy sudada por el calor y me quedé tranquila adentro del carro escuchando música, haciendo la bitácora y esperando. Ya no tenía ganas de hacer más nada, sentí que había trabajado mucho. Bruno preguntó si haríamos la parrilla y le respondí: háganla pues… sentí que todo el trabajo nos lo habían dejado a nosotros, cosa que no me gustó para nada, así que me quedé tranquila simplemente esperando, Bruno estuvo un tanto de acuerdo conmigo.


Al ratoooo fue que Bruno le dijo Lesther que hiciera la parrilla, él hizo una parte y Bruno la terminó. Una vez terminado esto emprendimos el viaje. Mechas decidió quedarse hasta el siguiente día. Jhonny nos había ofrecido su casa en Maracaibo y decidimos tomarle la palabra. Chiqui y Jems (Javier) se quedarían donde unos familiares en Maracaibo también, y Lesther, su hermana, Bruno y yo en casa de Jhonny.


Bruno le colocó unos 40 Lts de gasolina (de los bidones) a la azul, y lo demás se los dio creo que fue a Mechas.

A las 3:00pm partimos rumbo a Maracaibo. En la azul iba Jhonny, Bruno y yo y en la aceituna: Javier, Gresly, Lesther y Karem. El camino estuvo muy diferente al de ida. El sol había secado los rastros de lluvia y era mucho más sencillo salir de Castilletes. Cuando estábamos cerca de Maracaibo, los celulares empezaron a tener señal (no había nada de señal en Castilletes porque la antena la había partido un rayo días atrás). A Jhonny le empezaron a llegar mensajes de que su esposa había sido operada de peritonitis, el pobre muchacho estaba bastante preocupado...decía: ¿quien iba a pensar que él se iba a ir para allá y a su esposa le iba a pasar eso?…enseguida Bruno le dijo que si había que llevarlo a algún sitio lo resolveríamos al llegar a Maracaibo. Solo tardamos en regresar unas 5 horas.

 



Al llegar a Maracaibo nos paramos en una bomba y se le colocaron 45 Litros de gasolina a la camioneta, el marcador indicaba 55.503 Km. Lesther y su hermana se vinieron al carro con nosotros y Gresly y Javier continuaron a donde sus familiares. Nos fuimos a donde Jhonny y él se dispuso a arreglarse para ir a ver a su esposa lo más rápido posible ya que estaba en una clínica, nos dijo que no nos preocupáramos en llevarle porque él buscaría su carro que lo cargaba un familiar y él resolvía. Nos ofreció un cuarto con suficientes camas y aire acondicionado y enseguida nos dispusimos a descansar…un cuarto con aire acondicionado para mí era la gloria en ese momento por lo caluroso de la zona jejeje, ví la novela, me di un buen baño, cené y dormí plácidamente. Los demás comieron poco y se acostaron a dormir de una vez…

 

Día 5. 12/10/2010

¡¡¡De regreso a la Capital y sin cola!!!


Salimos de casa de Jhonny a eso de las 6:20am, nos dijo que pudo ver a su esposa y que estaría de alta ese mismo día gracias a Dios, así que se montó en su carro y nosotros en la azul le seguíamos. Nos indicaría como salir para agarrar camino hacia Caracas y aprovechamos de pasar rápidamente a tomar algunas fotografías por la Basílica y el paseo de la Chiquinquirá que estaban cerca de la casa de Jhonny…Tenía muchas ganas de conocer la iglesia por dentro, lástima que estaba cerrada...será en otra oportunidad que la conozca.


El camino estuvo realmente tranquilo, nada de lluvias, nada de colas. A las 10:30am Colocamos 64 Litros de gasolina antes de la entrada de Tintorero (Edo. Lara) con marcador de 55.800 km. También se colocó 22,5 Lts en Yaracuy con marcador de 55.913. El único percance fue que el personal vial nos paró en dos oportunidades a causa de las rupturas que tiene la azul en el vidrio delantero. La primera vez nos pararon en Barquisimeto. El guardia vial (no sé si les dicen así), le dio una charla a Bruno y lo quería multar, le dijo que andar así era estar en condiciones inseguras. Bruno explicó que era un doble vídrio, que venía de un evento de rústicos etc etc etc. toda la conversación terminó en que el guardia vial le dijo que se aprendieran la ley vial y que leyera el artículo 40 y le dijo Ud me ayuda a mí y yo lo ayudo a usted…quería dinero…¡¡¡me da lata tener que pagar pero me quería ir rápido!!!. Solo le dimos 40 BsF..echábamos broma después porque ya nos habíamos aprendido el articulo 40 que menos mal no era el artículo 100 jajja de nuevo nos volvieron a parar en Yaracuy y otra charla más..esta vez no dimos nada y tampoco nos multaron…como sabíamos que estaban en operativo por las fechas del 12 de octubre, pensamos que nos seguirían parando…A Bruno se le ocurrió una idea…dijo: ¡¡¡vamos a empapelar la azul con calcomanías donde estén las rupturas!!!..cargábamos 3 calcomanías grandes que nos dieron en el kit del evento, y teníamos otras calcomanías de enlaplaya.org así que pusimos unas 4 calcomanías en los sitios donde habían rupturas más visibles y así seguimos el recorrido… no nos pararon en más ningún sitio jajajjaja ¡¡¡a problemas fastidiosos, soluciones creativas!!!. En el camino por Yaracuy contactamos al amigo landrovero “Sorte 1” y preguntamos sobre vías alternas, hablamos del evento etc. Continuamos el recorrido llegando a Caracas a las 4:00pm. Bruno llegó a Araira a las 5:34pm.


FIN

Escrito por Elaineth Abasali (Ela).

Email: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla

 

 

 

 

 

 


 



 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Main Menu



Comentarios

  • :lol: 8) :-* :-| :P :roll: jejejejejejeje
  • jajaja :lol: que bien la maestra me mando un traba...
  • :D :lol: :-) ;-) 8) :-| :-* :P :roll: muy buena im...
  • :D :lol: ;-) ;-) 8) :-| :-* :oops: :sad: :-? :-x :...
  • :D :lol: :-) ;-) 8) :-| :-* :oops: :sad: :cry: :o ...

noticias

Club de Excursionismo Araira
El Club de Excursionismo Araira se fundo en el año 1968 con el objeto de conocer las bellezas naturales de Araira y sus alrededores. Con el transcurrir del tiempo los objetivos se han ampliado. Esta pagina tiene por objeto dar a conocer las actividades que desarrollamos y los lugares que hemos visitado, por medio de fotografías y relatos.MLSV[uivXvJR
  • Crucero Los Roques-Margarita. Del 21 al 25-03-2011

     

    Crucero  Los Roques-Margarita. Del 21 al 25 de Marzo 2011

    La empresa Olas Cruises, posee un crucero llamado Ola Esmeralda el cual realiza una vez por mes la ruta La Guaira-Los Roques-Margarita-La Guaira. ¡¡¡Bruno y yo (Ela) nos fuimos en esa ruta!!!

     


    Día 1. Lunes 21-03-2011


    Llegamos al puerto de la Guaira.  Se puede llegar en carro particular tomando la autopista Caracas-La Guaira o en Avión hasta Maiquetía depende del sitio donde provenga. Nosotros tomamos un bus desde Caracas, ubicados al lado del metro Gato Negro, son muy económicos. Solo 5Bs por persona.

     

    Salimos a la 1:50PM y llegamos al puerto a las 2:15 pm Aprox porque no había nada de cola y empezó el proceso para embarcar.

     

  • Castilletes 2010.

    BITÁCORA DE CASTILLETES 2010

     


    Día 1. Viernes 08/10/2010

    Desde Araira hasta Maracaibo

     

    Bruno y yo (Ela) salimos desde Araira a las 10:20 am, el marcador de la azul indicaba 54.358 km, pasamos buscando a Lesther y a su hermana Karen por el centro comercial Macaracuay (Caracas). Le dije a Lesther que sería el copiloto oficial del viaje, así que Karen y yo íbamos en los asientos traseros y Bruno y Lesther de piloto y copiloto respectivamente. Íbamos tranquilos, conversando y escuchando música. Pasamos por Maracay a la 1:30pm. Después de Tazón pasamos por un sector donde había cola, la cual nos demoró unos 40 min… Llegamos a Carabobo a eso de las 2:00pm.

  • Conquista de 3 Picos en el Ávila

    CONQUISTA DE 3 PICOS EN EL ÁVILA.


    “Una hazaña donde los pensamientos son tan importantes como las condiciones físicas”.

     



    Objetivos: Caminar por el P.N el Ávila (Caracas-Venezuela)

    entrando por Cachimbo hasta llegar a:

    1. Pico Oriental: 2.640 msn.m

    2. Pico Occidental: 2.478 m.s.n.m

    3. Pico Ávila (Hotel Humboldt):2.256 m.s.n.m

     

araira.org Template by Ahadesign Potenciado por Joomla!